SpaceX solicita una autorización para enviar 30.000 satélites

Space X es la compañía aeroespacial estadounidense fundada por Musk. Sus filiales están focalizadas en el desarrollo de vehículos reutilizables y conjunto de aspectos relativos a factores superiores a la estratosfera. La importancia de esta empresa, en una era donde se brinda aún más importancia a la nueva ‘carrera espacial’, ha causado conmoción mediática. Su fundador, innovador y billonario, le ha provisto de los complementos necesarios, con el desarrollo de nuevos proyectos, para convertirla en una las corporaciones más prometedoras.

¿En qué consiste el proyecto de Space X?

En el umbral de los ideales de Starlink, Elon Musk adquirió la autorización para colocar en circulación alrededor de 4.500 satélites en el espacio, con el fin de enviar a posteriori otros 7.400. En consecuencia, SpaceX contiene permisos para desplegar y operar cerca de 12.000 satélites en la órbita de la tierra, lo cual convertirá a la compañía en la empresa con mayor cantidad de satélites vigentes de la actualidad.

Sin embargo, el empresario Musk es mejor conocido por sus extravagante y alocadas ideas, lo que se traduce a que Space X ha solicitado un permiso que le brindará el poder de mantener 30.000 nuevos satélites en la órbita terrestre, en otras palabras, Starlink plantea tener más de 42.000 satélites buscando abastecer con internet de banda ancha todo rincón de la tierra.

Según la información proporcionada por la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos, mejor conocida como FCC, se manifestó ante la Unión Internacional de Telecomunicaciones 20 solicitudes para el registro exacto de 1.500 satélites a nombre de SpaceX con el objetivo de alzarlos en diversas órbitas.

Se debe acotar que la ITU es una organización de las Naciones Unidas que tiene como objetivo coordinar el espectro de los operadores satelitales de manera global, evitando así futuros conflictos que puedan acontecer por interferencias entre las señales; mientras que, por otro lado, los regulares se enfocan en solicitar los permisos en nombres de los operadores de su país.

¿Cuál es la finalidad y estructura estratégica que empleará Starlink?

El objetivo que Musk busca alcanzar con Starlink, es crear una inmensa red espacial de satélites con el fin de brindar internet satelital a toda la población. En la segunda mitad del 2019, la compañía decidió enviar su primer conjunto de satélites, los cuales se encuentran vigentes y en constante observación por medio del equipo de Starlink.

No obstante, la visión de la empresa va más allá de mantener en órbita 1.000 satélites para el 2021, empezando entonces a ofrecer su servicio en estado beta a un número limitado de ciudades en Estados Unidos.

De acuerdo a SpaceNews, los documentos que se presenta a la ITU detallan minuciosamente el número de satélites que operarán, las altitudes orbitales propuestas y el uso de frecuencias, sin embargo, omite todo dato referente a la puesta en operación o fecha en las cuales se n los lanzamientos. Una vez que se autoricen los permisos, SpaceX contará con un periodo cercano a siete años para enviar a órbita un satélite que cumpla con las frecuencias solicitadas y poder analizar su funcionamiento.