Google logra la supremacía cuántica

La computación cuántica ha sido una de las aspiraciones principales de las compañías tecnológicas de renombre y nuevas Start-ups. Los estudiantes de ciencia en computación y aficionados a la industria se han interesado con el desarrollo de potentes máquinas que multipliquen, eleven y puedan simplificar procesos del ordenador de capacidad cotidiana.

¿En qué consiste el logro de Google?

Un grupo de investigación de la compañía Google, declara de qué manera han adquirido la «supremacía cuántica»; en la revista Nature, se puede observar un apartado en el cual el hábil grupo explica cómo lograron alcanzar éste medio. Sin importar que una revista con gran prestigio frente a la comunidad de carácter científico haya respaldado el artículo, muchos expertos se han mostrado escépticos a que Google haya realizado tal hazaña.

La reconocida compañía tecnológica IBM, y competidor principal de Google en el desarrollo de la computación cuántica, niega con total certeza que su rival haya alcanzado la tan ansiada supremacía cuántica.

¿Cuál es la capacidad de la computadora cuántica?

El líder del equipo de desarrollo de Google, John Martinis, declara que su ordenador posee la capacidad de revolver en menos de cinco minutos un problema que un súper computador tardaría alrededor de 10.000 años en solucionar.

En otras palabras, la computación cuántica se da a conocer como una alternativa, más óptima y eficaz, contra los ordenadores clásicos en lo referente a la resolución de un problema; por tanto, la idea que mejor se adapta a la maquinaria cuántica radica en la resolución de conflictos en tiempo récord, superando en gran escala el plazo otorgado por un ordenador clásico dada su extensión.

Martinis ha propuesto en un informe que su computador dota de los cúbits de la magnitud y calidad requeridas para resolver uno de los algoritmos matemáticos más complejos que tiene como base la generación de números al azar.

Si bien muchos desatienden a la importancia que éste proyecto le otorga al ámbito tecnológico, se debe tener en cuenta la cantidad de tiempo y esfuerzo que se ahorrará al instante de trabajar con algoritmos tan complejos que ni los superordenadores clásicos sean capaces de resolver en un periodo de tiempo viable.

Sycamore, tal como lo ha denominado el grupo de investigación de Google, es un procesador con alrededor de 54 cúbits, y el mayor candidato de la compañía que se asemeja a la supremacía cuántica. Sin embargo, como se puede acotar en diversos comentarios de las redes sociales por parte de grandes expertos de la criptografía y física; consienten la idea de que será imposible alcanzar la supremacía en dicho ámbito mientras no se desarrolle una estructura de resolución de errores lo suficientemente asegura para garantizar el adecuado funcionamiento de las computadoras.

Por otro lado, se encuentra la aclaración por parte de IBM, al señalar que su competidor no puede estar más alejado de su objetivo, puesto que dicho problema se puede resolver empleando uno de sus súper ordenadores clásicos en un par de días y no en 10 milenios, tal como lo afirma Google.